PATRONES DE MOVIMIENTO

Aprender a leer el comportamiento del movimiento humano en tiempo real


Lo que a mí me preocupa es que las personas por lo general solo saben replicar ejercicios y memorizar nombres de técnicas (algunas muy complicadas de recordar o en otros idiomas); pero no profundizan ni se dan cuenta del contenido, los procesos y los conceptos que hay detrás. El objetivo final de mis clases no es memorizar ni acumular movimientos como si fuera una lista del supermercado sino comprender por qué haces lo que estás haciendo, es decir, comprender tu propio movimiento. Hay una gran diferencia entre enseñar movimientos y enseñar Movimiento. El aprendizaje no es un acto acumulativo sino reflexivo.

Sí, esta es la parte reflexiva y analítica del método. No podemos definir ni reducir algo tan complejo como el movimiento humano pero sí podemos definir su comportamiento y sus propiedades. Lo que busco es desarrollar en las personas la habilidad de leer patrones de movimiento en tiempo real de tal manera que sean capaces de cuestionar cada procedimiento cuando aprenden y a partir de ahí construir sus propias técnicas con conocimiento de causa. Obviamente todo este proceso requiere trabajo mental sobre todo en la capacidad de abstracción y juicio crítico; sin embargo, solo es posible entenderlo en la práctica, resolviendo problemas y aprendiendo habilidades.

Para comprender este tema a profundidad explicaré los siguientes conceptos:

¿Qué es un patrón?

Un patrón es una variable recurrente, es decir, una variable que se repite constantemente dentro de un grupo mayor de datos o información. La variable puede ser un elemento, una característica, un número, un suceso, un periodo, un objeto, un modelo, un molde, una forma o una figura.

Reconocer patrones es de vital importancia porque nos permite formar pautas, funciones, relaciones, secuencias o similitudes predecibles permitiendo que podamos eliminar la información redundante o irrelevante, extraer la información útil y reconocer posibles anomalías, patologías o antipatrones. De esta manera podemos inducir o deducir posibles soluciones frente a los problemas. Por esta razón el reconocimiento de patrones es usado en muchas áreas del conocimiento.

Nota:

Los patrones aparecen por todas partes en nuestra vida diaria; por ejemplo la secuencia de números en múltiplos de 10, la repetición de formas y colores en una muestra de tela, la repetición de tonos en una canción, la clase a la que asiste cada martes a las 10am, etc.

Fuente: es.123rf.com

Concepto de patrón de movimiento

Como habrás notado el concepto de patrón es muy general ya que es usado en muchas áreas del conocimiento; sin embargo, ahora nos centraremos únicamente en el movimiento humano.

Pregunta: ¿Qué compartimos todos los seres humanos? ¿Qué comparten todas nuestras actividades diarias? ¿Qué comparten todas las disciplinas, deportes, artes, métodos, estilos y sistemas de entrenamiento? Respuesta: Patrones de movimiento.

Otra pregunta: ¿Cómo te ubicas en el espacio? Respuesta: A través de patrones de movimiento.

Así es, usas constantemente patrones de movimiento en tus actividades diarias pero probablemente no seas consciente de ello.

¿Entonces qué es un patrón de movimiento? Sencillo. Un patrón de movimiento es cualquier forma de movimiento, figura, gesto o postura que puede realizar el cuerpo humano, por lo tanto es un molde o modelo que se puede repetir. Es la capacidad de movimiento que viene por defecto en todos los seres humanos, es decir, que es una característica inherente que compartimos como especie y que está determinada por nuestra biomecánica, bioquímica, genética, anatomía y fisiología.

Por ejemplo, sin importar la edad ni el sexo, una persona mexicana puede realizar un handstand al igual que un chino, un alemán o un brasileño. Podemos realizar el mismo patrón biomecánico porque somos seres humanos y compartimos esa capacidad.

Fuente: www.emaze.com

Fuente: yogaesmas.com

Entonces: ¿Qué hace complejo al movimiento humano? La gran diversidad de patrones que puede realizar. Como seres humanos podemos realizar una diversidad de patrones de movimiento que son aplicables a múltiples situaciones. Cuando nos desplazamos o realizamos alguna actividad lo que estamos originando es una serie patrones de movimiento que interactúan entre sí y con el entorno; originando una extensa red dinámica de interrelaciones, complementaciones y reciprocidades.

Solo imagina la cantidad y la variedad de patrones de movimiento que se usan en una pelea, en una batalla de breakdance, en una presentación de danza contemporánea, en una roda de capoeira, en un recorrido de parkour, en un juego de básquet, etc. Lo que quiero decir es que la infinidad de formas de movimiento, figuras, gestos y posturas que puede realizar el cuerpo humano es increíblemente compleja y tiene múltiples aplicaciones.

Nota:

El problema actual de las personas sedentarias es que usan o se especializan en unos pocos patrones de movimiento (un oficinista promedio solo camina y pasa varias horas al día en un mismo patrón sentado en una silla de escritorio).

Y de igual manera la limitación de las disciplinas radica en que se especializan en un reducido conjunto de patrones de movimiento.

Todo lo contrario, mientras más y diversos patrones de movimiento sepas usar mayor será la complejidad de tu movimiento, en consecuencia, serás más funcional y adaptable.

Patrón de movimiento vs. Contenido

Muchas veces relaciono el comprender el movimiento humano con el aprender un nuevo lenguaje que contiene principios, propiedades, atributos, reglas, conceptos, códigos, terminologías y nomenclaturas. ¿Pero cómo decodificar el lenguaje del movimiento humano? Precisamente los patrones de movimiento son una buena referencia ya que nos ofrece una visión global del comportamiento del cuerpo en el entorno. ¿Por qué?

El patrón de movimiento contiene información, es decir, que el patrón de movimiento implica el movimiento o la acción de elementos, sistemas y atributos que forman parte de tu cuerpo como la fascia, cadenas musculares, articulaciones, tendones, ligamentos, huesos, sistema nervioso, sistema linfático, control motor fino y grueso, ritmo, precisión, sentido de la distancia, visión periférica y central, respiración, coordinación, propiocepción, fuerza, equilibrio, flexibilidad, sensaciones, emociones, sentimientos, pensamientos, etc. Todos estos elementos, sistemas y atributos están interactuando y trabajando de manera sinérgica simultáneamente y en diferentes ángulos, planos, direcciones, intensidades, niveles, escalas, estados o fases a través de un patrón de movimiento que interactúa con el entorno.

¿Qué quiero decir con esto? Que el patrón de movimiento es el recipiente y este contiene información que nos irá revelando el lenguaje del movimiento humano (principios, propiedades, atributos, reglas, conceptos, códigos, terminologías y nomenclaturas). Podemos aprender mucho de un patrón de movimiento por eso considero a los patrones de movimiento como la referencia básica y fundamental del movimiento humano; algo que comparten todas las disciplinas, deportes, artes, métodos, estilos, sistemas de entrenamiento y actividades diarias.

Yo aprendo el lenguaje del movimiento humano a través de los patrones de movimiento.

Nota:

El contenido de cada patrón de movimiento es distinto pero el lenguaje del movimiento humano es único.

Un buen ejemplo para entender esto es el agua: diferentes recipientes y formas de manifestarse pero sigue siendo la misma fórmula H2O.

Diseño propio

Nota:

Las disciplinas, los deportes, las artes, los estilos, los métodos, los sistemas de entrenamiento, las técnicas, las nomenclaturas, las terminologías y las teorías son invenciones humanas para describir, medir, interpretar, codificar, organizar, optimizar y dar un uso a nuestro movimiento para hacerlo comprensible.

Creamos escalas, ponemos nombres y etiquetas, cuantificamos y estructuramos el conocimiento para poder entender el movimiento humano. Y está bien.

Sin embargo; el cuerpo humano habla por sí solo. Este no se expresa en términos de disciplinas, técnicas, nomenclaturas, números, mediciones o teorías; sino que se expresa a través de patrones de movimiento (formas, figuras, gestos y posturas).

El patrón de movimiento está esperando que reveles su contenido. Ahí está el aprendizaje.

Por lo tanto, durante las clases cuando enseño un nuevo patrón de movimiento invito a los estudiantes a describir el comportamiento del patrón generando una lluvia de ideas (por qué sucede esto, cómo me ubico en el espacio, qué acción mecánica estoy realizando, qué capacidades estoy trabajando, qué sensaciones siento, dónde percibo esfuerzo o incomodidad, y qué conceptos surgen a partir de este patrón de movimiento).

Nos enfocamos en establecer relaciones entre saberes y dialogamos sobre mecánica, fisiología, historia, matemáticas, química, lenguaje, neurociencias, conducta humana, etc. en torno al problema.

No es necesario tanta teoría o terminología, puedes describir el comportamiento del patrón con tus propias palabras, y si no entiendes algún concepto o no te queda claro pues se investiga o se pone a debate para despejar dudas, lo bueno de esto es el que profesor actúa como facilitador y mentor brindándote una guía. El objetivo final es ser capaz de explicar conceptos complejos de forma sencilla, con tu propio lenguaje y aplicado a la realidad. Palabras simples pero a la vez profundas. Como una vez dijo Albert Einstein: «Si no eres capaz de explicar algo a un niño de 5 años es que no eres capaz de entenderlo tú mismo».

Tienes que tener paciencia. Mientras más aumente tu vocabulario de movimiento, tu lenguaje, más comprenderás los diversos movimientos que puede realizar tu cuerpo, y, por lo tanto, podrás describir el comportamiento de diversos patrones de movimiento cada vez con mayor precisión.

Nota:

No hay secreto o fórmula mágica, comprender el movimiento humano es comprender nuestra mecánica, nuestra biología, nuestros pensamientos y emociones.

Es a través de esta dinámica que aprendemos sobre los diferentes sistemas de nuestro cuerpo y su funcionamiento. Los temas y conceptos surgen en el momento. No hay un solo concepto, hay miles de conceptos. Es interesante como se aprende sobre el cuerpo y el movimiento humano relacionando conceptos. Todos opinan y brindan sus descripciones desde su perspectiva. La clase es rica en información y conocimiento y la teoría se asimila mejor porque lo relacionamos con hechos concretos a través del movimiento del cuerpo. Consumir información y teoría no tiene sentido si no le encuentras una utilidad práctica. Aprender sobre mecánica, biología o conducta humana en la práctica es más didáctico que solo intentar memorizar teoría.

Patrón de movimiento vs. Individuo

Como explico en un punto anterior el patrón de movimiento es la capacidad de movimiento que viene por defecto en todos los seres humanos, es decir, que es una característica inherente que compartimos como especie; ese sería el aspecto general. Sin embargo, también tenemos nuestras características propias y únicas como individuos: genética, edad, estilo de vida, hábitos, historial de lesiones y enfermedades, necesidades, talentos, imperfecciones, debilidades, conocimientos, bagaje de habilidades, experiencias, motivaciones, emociones y sentimientos; ese sería el aspecto particular.

Si contraponemos el aspecto general y el aspecto particular (patrón de movimiento vs. individuo) podemos afirmar que, a pesar que como seres humanos compartimos patrones de movimiento, como individuos reaccionamos de distinta manera ante un mismo estímulo. Este es otro motivo por el cual el movimiento humano es complejo, cada persona vive realidades distintas y lo que puede serle útil a una persona puede no serle útil a otra.

La clave está en aprender a leer patrones de movimiento y compararlo con nuestro caso particular como individuo.

Nota:

Por ejemplo, todos los celulares vienen con características de fábrica por defecto (como los patrones de movimiento); sin embargo, cada persona le da un uso diferente acorde a las características propias del individuo.

Es muy poco probable que encuentres dos celulares de dos personas diferentes con el mismo uso, contenido e historial. Apuesto a que tendrán diferente número de contactos, aplicaciones, contraseñas, lista de llamadas, fotos, videos, configuración de pantalla, tono de llamada, plan de internet, grupos de whatsapp, perfil de facebook, etc.

Esta es una buena forma de entender la relación Patrón de movimiento vs. Individuo. Lo general vs. Lo particular.

Patrón de movimiento vs. Técnica

Para entender este concepto propondré un ejemplo práctico: el front flip (salto mortal hacia adelante).

¿Cómo surgió el primer front flip del mundo? Seguramente fue una persona o grupo de personas que se preguntaron: ¿Será posible realizar esta forma de movimiento?

Y más aún: ¿Después de cuántos intentos se pudo lograr el primer front flip eficiente y sin riesgos? ¿En qué momento de la historia se dijo que el front flip debería realizarse así con tales requisitos y procedimientos? ¿Quién o qué organización le acuñó el nombre? ¿Habrá tenido modificaciones, mejoras y variantes a lo largo de la historia?

En resumen: ¿Cuál es el origen del front flip y cuál es su historia?

A nadie se le ocurrió inventar un front flip de la noche a la mañana y salió así de perfecto a la primera. El front flip, como muchos otros movimientos, nació de una pregunta (¿Será posible realizar esta forma de movimiento?) que se transformó en una idea, pero que tuvo que llevarse a la práctica a través de un proceso gradual de exploración, investigación, experimentación, práctica y perfeccionamiento; y toda esa experiencia registrarla en un protocolo y darle un nombre.

Entonces: ¿Qué es la técnica? ¿Qué finalidad tiene? ¿Cómo surgieron las técnicas que conocemos actualmente? ¿Cómo van surgiendo nuevas técnicas y cómo van evolucionando?

La técnica tiene su origen al intentar resolver un problema o cumplir un objetivo y se construye en un proceso gradual de exploración, investigación, experimentación, práctica y perfeccionamiento.

Frente a un problema uno explora, indaga y busca posibles soluciones hasta obtener un óptimo resultado. Los procedimientos para llegar a la solución de ese problema son organizados, registrados y etiquetados en un protocolo dando como resultado una técnica.

Por lo tanto, consideremos «técnica» como el protocolo que contiene los requisitos y procedimientos organizados para resolver un problema o cumplir un objetivo de la manera más eficiente y efectiva posible, evitando riesgos innecesarios.

Ahora que ya tenemos el concepto de técnica la siguiente pregunta es: ¿Cuál es su importancia?

En realidad la técnica es muy importante en nuestras vidas, de hecho la usamos continuamente.

Por un lado, la técnica está relacionada con la economía del movimiento (optimización de tiempo y recursos para buscar el máximo resultado con la mínima energía posible) y la prevención de lesiones.

Por otro lado, la técnica es pieza fundamental del aprendizaje humano porque facilita la transmisión de conocimiento de generación en generación acelerando el proceso de aprendizaje de las nuevas generaciones. ¿Cómo ocurre este proceso? Las nuevas generaciones aprenden de los errores y aciertos de las viejas generaciones de tal manera que la técnica se va perfeccionando, sofisticando e incluso evolucionando originando atajos para resolver futuros problemas con mayor rapidez y precisión.

Nota:

Somos el producto del trabajo de otros. Einstein tuvo como base el conocimiento de Newton, y Newton sobre alguien más antes que él, y así sucesivamente.

Continuamente vamos perfeccionando, nutriendo, adaptando y actualizando el conocimiento de la anterior generación. Somos una cadena continua de producción de conocimiento colectivo que va de generación en generación. Así el conocimiento es heredado a través del tiempo. Es el proceso natural del aprendizaje.

El propósito más alto de la vida, por sobrevivencia de la especie, es compartir lo aprendido a la siguiente generación.

Sin embargo, aún queda una duda por aclarar: ¿Qué relación tiene la técnica con el patrón de movimiento?

Sencillo, para responder a esta pregunta volvamos al ejemplo del front flip (salto mortal hacia adelante).

Usemos nuestra imaginación: «Pídele a cualquier persona que nunca ha realizado un front flip en su vida que realice este patrón de movimiento sobre una colchoneta, lo más probable es que lo realice de forma torpe o brusca desperdiciando energía y lastimando su cuerpo con el impacto (lo cual es completamente normal para alguien que recién empieza). Ahora aplícale técnica, es decir, los requisitos y procedimientos organizados que debe tomar en cuenta para mejorar su patrón, lo más probable es que con práctica logre realizar un front flip eficiente, efectivo y sin riesgos». ¿Qué ha sucedido? Le has aplicado técnica al patrón de movimiento.

Por lo tanto, la técnica busca optimizar y mejorar la calidad del patrón de movimiento a través de un protocolo organizado que contiene requisitos y procedimientos; convirtiéndolo en un patrón de movimiento eficiente, efectivo y sin riesgos innecesarios (pérdida de energía, desperdicio de tiempo y recursos, y lesiones). Concluyendo que patrón de movimiento y técnica están ligados entre sí ya que el patrón de movimiento es la «forma» y la técnica es el «proceso» que optimiza al patrón de movimiento.

Sencillo de recordar:

⇒ Patrón de movimiento: Forma de movimiento, figura, gesto o postura.

⇒ Contenido: La información que contiene el patrón.

⇒ Técnica: Protocolo, pasos, requisitos, procedimientos, proceso y resultado. ¿Cómo se hace y por qué se hace así?

Patrón de movimiento, contenido y técnica están ligados entre sí porque se expresan a través del cuerpo de una persona.

Entonces, continuando con el ejemplo anterior, front flip (salto mortal hacia adelante) es al mismo tiempo patrón de movimiento y técnica porque juntos se expresan a través del cuerpo de una persona.

En realidad cuando te dicen que te van a enseñar la técnica del front flip lo que te están diciendo es que te van a enseñar cómo hacer el patrón de movimiento front flip de manera eficiente, con efectividad y sin lesiones.

Patrón de movimiento y técnica están ligados entre sí, pero el uso de un concepto u otro dependerá de la perspectiva donde lo mires. Usualmente se suele hablar en términos de técnicas porque las personas buscan procesos y resultados; el concepto de patrón de movimiento pasa a segundo plano aunque está implícito.

Construye tu técnica: Concepto de complejidad

No confundir. Complejo no necesariamente es difícil.

Complejo significa que un sistema contiene, engloba o integra muchos elementos o variables que están relacionados (enlazados) entre sí y que interactúan para funcionar como un todo en conjunto.

Lo característico de un sistema complejo es que cada elemento o variable tiene su autonomía, su función y sus características propias, pero, a la vez, trabaja en conjunto con otros elementos o variables para hacer funcionar al sistema global. Por lo tanto cada elemento o variable es independiente y dependiente del sistema global a la vez, trabajando en unidad pero también en conjunto.

En resumen: Lo complejo se construye a partir de partes pequeñas, es decir, contiene muchos elementos o variables. Por lo general lo complejo es difícil, pero no son sinónimos.

Por lo tanto, ¿qué hace más o menos complejo a un patrón de movimiento o a una secuencia de patrones de movimiento? La cantidad de elementos o variables que contiene.

Por ejemplo, un back flip (salto mortal hacia atrás) es un patrón de movimiento complejo porque contiene muchos elementos y variables; sin embargo, una persona puede aprenderlo mucho más rápido porque cumple con los requisitos y le parece fácil, y a otra persona le puede tomar mucho más tiempo aprenderlo porque no cumple con los requisitos y le parece difícil.

Complejo no necesariamente es difícil.

Es muy importante comprender el concepto de complejidad porque a partir de ahí surgen otros dos conceptos muy importantes a la hora de estudiar y construir tus propias técnicas.

Construye tu técnica: Aislar e integrar patrones de movimiento

Básicamente significa que alcanzar cualquier habilidad es posible si lo divides en procesos más sencillos, o también, que un problema que te parece difícil de comprender por la cantidad de elementos o variables que contiene (concepto de complejidad) puedes dividirlo en procesos más sencillos para estudiarlos y practicarlos aisladamente, y al final integrarlos nuevamente para comprender el problema global.

Dicho de otra forma, es la práctica de habilidades aisladas lo que permite alcanzar la habilidad global a través del entrenamiento de drills o ejercicios (acciones repetitivas para el aprendizaje, la adaptación y la automatización).

Todo es un juego de variables, matices y contrastes. Al patrón de movimiento lo puedo fragmentar en patrones de movimiento más sencillos; le puedo quitar o agregar pesos o resistencias; le puedo aumentar o disminuir tiempos, repeticiones, intensidades, volúmenes o velocidades; etc. Todo ello con el objetivo de dividir lo complejo en procesos más sencillos y luego integrarlos nuevamente para alcanzar el objetivo global.

Este trabajo de aislar e integrar patrones de movimiento nos enseña que el aprendizaje y la adaptación tienen un proceso gradual: no puedes multiplicar sin antes saber sumar, no puedes tocar una melodía en guitarra sin antes saber las notas y acordes básicos, no puedes caminar sin antes saber gatear, no puedes hacer un salto mortal hacia delante sin antes saber hacer un volantín en el suelo, no puedes hacer 20 repeticiones sin antes hacer bien 5 repeticiones y no puedes levantar 150kg sin antes poder levantar 40kg. De no respetar esta simple regla acabarás en lesiones, descompensaciones y estancamiento en tu aprendizaje. ¡No quemes etapas! Siempre pregúntate si realmente tu cuerpo y tu mente están preparados para hacer el movimiento que quieres hacer. De lo simple a lo complejo, gradualmente.

Aislar e integrar patrones de movimiento es una estrategia práctica, sencilla, coherente, intuitiva e incluso obvia que puedo usar para aprender cualquier habilidad de cualquier disciplina, deporte, arte, método, estilo o sistema de entrenamiento. Me permite ser consciente de mi propio proceso y determinar mis propias fases de adaptación para que mi aprendizaje sea gradual, sólido y seguro. De igual manera, un buen profesor que comprende este concepto siempre encontrará la forma para adaptar el trabajo absolutamente a cualquier persona sin importar su nivel y experiencia, el punto de partida puede ser cualquier lugar ya sea con procesos muy sencillos o procesos más avanzados.

Nota:

Un movimiento o serie de movimientos que te parce difícil de aprender lo puedes fragmentar en 5, 10, 15 o 20 procesos más sencillos y luego unirlos.

De lo complejo a lo simple y de lo simple a lo complejo, constantemente.

Nota:

A veces es bueno separar una pieza del sistema de movimiento, trabajar en ella y luego instalarlo de nuevo para examinar el efecto.

Por eso uso la flecha bicondicional (↔) para representar ese proceso de aislar-integrar, separar-unir, aumentar-quitar o ida-vuelta.

Drill o Ejercicio

Es un invento humano que quiere decir acción que se repite para el aprendizaje, la adaptación y la automatización del patrón de movimiento.

Entrenamiento

El movimiento es previo al entrenamiento. El movimiento es innato a nosotros, es global, es la capacidad con la que nacemos. El entrenamiento es un invento humano que cobra importancia y sentido cuando se quiere cumplir un objetivo (en nuestro caso el aprendizaje de habilidades).

Por lo tanto el entrenamiento es la preparación que requiere la persona para desarrollar la habilidad y poder realizar el movimiento deseado de manera segura, automática, efectiva y natural. Lo que involucra organización, planificación, rutina, repetición, aprendizaje, adaptación y automatización.

Las habilidades se entrenan. Necesitamos entrenar porque realizar una habilidad sin criterio ni preparación ni conocimiento puede llevarnos a desperdiciar energía, lastimarnos e incluso la muerte. Es necesario construir la habilidad y pulirla capa por capa y para ello necesitamos entrenamiento.

Aislar – integrar

A veces es bueno retroceder 3 casillas para avanzar 5.

El aprendizaje y la adaptación es un constante juego entre avanzar y retroceder casillas, es decir, aislar e integrar patrones de movimiento continuamente.

Al final tu cerebro y tu cuerpo van a sintetizar y optimizar los procesos de forma automática.

Construye tu técnica: Reconocer y relacionar patrones de movimiento (conectar los puntos)

Teniendo en cuenta el concepto de aislar e integrar patrones de movimiento ahora vayamos más allá y ampliemos el espectro de visión: incluyamos a todos los posibles movimientos que es capaz de realizar nuestro cuerpo.

Además de enseñar a aislar-integrar patrones de movimiento lo que enseño en clases es a reconocer y relacionar patrones de movimiento (formas, figuras, gestos y posturas) mientras se resuelve el problema.

Es un juego práctico y divertido, para comprender mejor este concepto lo representaré a través de gráficas y ejemplos prácticos:

De esta gráfica podemos deducir que:

  • Si continuamos aislando patrones de movimiento llegaremos hasta los movimientos que pueden realizar nuestras articulaciones y sus funciones. Estructuralmente nuestras articulaciones son quienes le dan movimiento a nuestro cuerpo ofreciendo varias posibilidades de movimiento en diferentes planos y ejes; es gracias a ellas que nuestro cuerpo puede originar infinidad de patrones de movimiento. Sí, es cierto, algunas articulaciones serán más relevantes que otras dependiendo del patrón, pero todas las articulaciones intervienen cuando nos movemos o no movemos.
  • Por lo dicho anteriormente la movilidad y el fortalecimiento de nuestras articulaciones es esencial en toda práctica.
  • Cada vez que hagas una revisión técnica rápida de cualquier patrón de movimiento observa cómo está organizada su estructura, es decir, observa las articulaciones: ¿Cómo están ubicadas en el espacio? ¿Qué figura están formando? ¿Qué acción están realizando? ¿Cómo se mueven o se posicionan? ¿En qué ángulos, ejes o planos? ¿En qué rangos máximos y mínimos? ¿Cuáles son las posibilidades y limitaciones de movimiento de las articulaciones? ¿Cuáles son sus funciones? ¿Cuáles son las articulaciones relevantes o predominantes en dicho patrón? ¿Dónde está el punto o los puntos de apoyo?

    En un inicio no es necesaria tanta terminología académica, puedes describirlo de forma sencilla y práctica con tus propias palabras, luego, mientras más aprendas el lenguaje del movimiento humano (ver patrón de movimiento vs. contenido) podrás describir la estructura del patrón con más precisión y profundidad.

De esta gráfica podemos deducir que:

  • El squat es un patrón de movimiento que, por sí solo, contiene información y tiene su técnica; sin embargo, el squat es a la vez requisito de un patrón de movimiento más complejo como el front flip (salto mortal hacia adelante).
  • Se puede observar el proceso aislar-integrar patrones de movimiento en el front flip (salto mortal hacia adelante) pero teniendo en consideración que todos los patrones de movimiento tienen su origen en la base estructural que nos ofrece nuestras articulaciones, dicho esto, también se puede observar esa red entretejida de relaciones y complementaciones que se va originando.

De esta gráfica podemos deducir que:

  • Tenemos dos patrones de movimiento distintos de referencia: back flip (salto mortal hacia atrás) y front flip (salto mortal hacia delante).
  • Tanto el back flip como el front flip se han fragmentado en patrones más sencillos (aislar-integrar).
  • El front flip (salto mortal hacia delante) y el back flip (salto mortal hacia atrás) son patrones distintos y por lo tanto su técnica es distinta (procesos diferentes); sin embargo, comparten y coinciden en ciertos requisitos, es decir que se produce una relación entre patrones de movimiento.

De esta gráfica podemos deducir que:

  • El patrón de movimiento squat por sí solo contiene información y tiene su técnica, pero a la vez puede ser requisito de patrones de movimiento mucho más complejos como el back flip, el front flip y el macaco.
  • El patrón de movimiento back flip por sí solo contiene información y tiene su técnica, pero a la vez puede ser requisito de movimientos más complejos como el back flip arqueado, el wall flip, el arabian y el doble back flip.
  • El patrón de movimiento puente (arañita) por si solo contiene información y tiene su técnica, pero a la vez puede ser requisito de movimientos más complejos como el macaco, el flip flap, el kick up (parada china) y el back flip arqueado.
  • Los patrones de movimiento squat, puente, macaco, front flip, back flip, flip flap, back flip arqueado, wall flip, arabian y el doble back flip pueden ser parte de una roda de capoeira, breakdance o un recorrido de Freerunning por ejemplo. Formando sistemas de movimiento mucho más complejos.

Por lo tanto, generalizando:

  • El patrón de movimiento “n” contiene información, puede tener su técnica y puede ser requisito de un patrón de movimiento mucho más complejo.
  • El patrón de movimiento “n” contiene información, puede tener su técnica y puede formar parte de un sistema de movimiento mucho más complejo.

En términos de aprendizaje el objetivo puede convertirse en requisito de un sistema mucho más complejo. Esta simple regla de sustitución es la que origina un gran árbol de múltiples y variados patrones de movimiento relacionados entre sí, es decir, que esta regla de sustitución es la pauta para que interactúen, se entrelacen, se combinen, evolucionen y se multipliquen los patrones de movimiento cada vez en formas más complejas.

Todo está conectado, todo suma, todo converge y todo está estructurado en red. Por eso uso el modelo de grafos (red de puntos interconectados)  para representar la complejidad del movimiento humano. El movimiento humano no es más que una extensa red compleja dinámica de formas, figuras, gestos y posturas (patrones de movimiento) interactuando entre sí y con el entorno.

Cada punto (nodo) representa a un patrón de movimiento distinto. Cada patrón de movimiento contiene información (ver patrón de movimiento vs. contenido) y tiene su técnica (proceso), y tampoco olvidemos que un patrón de movimiento puede ser requisito de un patrón de movimiento mucho más complejo o de sistemas de movimiento mucho más complejos.

Entendiendo esto puedo decir que veo a los patrones de movimiento como puntos (nodos) unidos por flechas bicondicionales (↔) que representan conexión, interrelación, entrelazamiento, correlación, combinación, vinculación, nexo, asociación e interconectividad tanto de ida (al integrar movimientos) como de vuelta (al aislar movimientos). Formando una red de relaciones causales, interdependencias, complementaciones y reciprocidades que no podemos ver a simple vista.

Los patrones de movimiento se agrupan, se combinan y se entrelazan; toman una forma; luego se separan y vuelven a integrarse tomando otra forma y generando miles de combinaciones. Pero al final son solo eso: patrones de movimiento.

¿Pero cómo usar la conexión y convergencia de patrones de movimiento para construir mis propias técnicas?

Dentro del universo de movimientos que puede realizar nuestro cuerpo puedo reconocer y relacionar patrones de movimiento, esto me permite tomar decisiones a la hora de resolver un problema y construir una técnica. Para ello uso estos dos conceptos:

Diferentes caminos, mismo objetivo
Uso este modelo de grafos como si jugara con un mapa siguiendo el camino, constantemente identificando y relacionando patrones de movimiento preguntándome cuántos pasos debo tomar para llegar al patrón de movimiento deseado o qué camino me conviene mejor tomar para aprender y adaptarme al problema.

Múltiples caminos terminan confluyendo en el mismo resultado, es decir, en el mismo patrón de movimiento deseado. Puedo hacer 3, 6 o 10 pasos y puedo llegar al mismo objetivo, puedo tomar 3 caminos diferentes y llegar al mismo patrón de movimiento.

Para entender esta propiedad de convergencia te pregunto: ¿De cuantas formas distintas se puede aprender handstand (parada de manos)? Un gimnasta puede enseñarte un camino, una profesora de yoga te puede enseñar otro camino, un equilibrista te puede enseñar otro camino y un practicante de calistenia te puede enseñar otro camino; pero todos confluyen en el mismo patrón de movimiento. Concluyendo que un problema puede tener diferentes soluciones, caminos o procesos pero en esencia comparten los mismos requisitos.

Entendiendo esto podríamos explicar también por qué podemos ver patrones de movimiento similares o confluyentes en distintas disciplinas, deportes, artes, métodos, estilos y sistemas de entrenamiento.

Patrones de movimiento recurrentes
Con este modelo de grafos también puedo explicar que hay patrones de movimiento que tienen más conexiones que otros y que adoptan cierta relevancia sobre otros patrones de movimiento (determinado por el número de conexiones que tocan a un nodo o puntos en los que siempre se coincide), es decir, que siempre habrá patrones de movimiento que van a ser requisitos necesarios para poder realizar muchos otros movimientos. Tal es el caso, por ejemplo, del squat (sentadilla profunda) que puede tener conexión con distintas formas de acrobacias, con el descanso, con el levantamiento de pesas e incluso puede ser utilizado como transiciones en sistemas de movimiento más complejos. Otro ejemplo podría ser las lagartijas (planchas) que es un patrón de movimiento que puede confluir en muchos tipos de prácticas y que, a partir de este patrón, puede surgir una variedad de patrones de movimiento más complejos. Comprender esto también explica porque existen patrones de movimiento fundamentales o patrones básicos que debemos aprender sí o sí.

Para entender este concepto podemos comparar a los patrones de movimiento recurrentes con:

    • Las avenidas principales de una ciudad donde siempre van a confluir otras avenidas y calles menos relevantes.
    • Las centrales eléctricas donde siempre va a confluir la mayor cantidad de energía eléctrica.
    • Los servidores principales donde siempre van a confluir todo el flujo de información de las páginas webs y redes sociales.
    • Los aeropuertos internacionales principales del mundo donde siempre van a confluir la mayor cantidad de vuelos nacionales e internacionales.

Entendiendo esto se me hace mucho más fácil encontrar patrones que tienen una alta probabilidad de provenir de un patrón de movimiento recurrente, ubicándome rápidamente en mi mapa de movimientos.

Entonces, entendiendo que los patrones de movimiento están conectados entre sí y que son convergentes se me hace mucho más fácil trazar el camino que voy a tomar y los pasos que realizaré para llegar al patrón de movimiento deseado. De esta manera puedo organizar los drills o ejercicios que necesito para alcanzar el patrón de movimiento que quiero aprender (objetivo, meta).

Cuando resuelvo un problema yo aíslo, integro, reconozco y relaciono patrones de movimiento (formas, figuras, gestos y posturas) para construir mi técnica (proceso – cómo se hace). Ello me permite ser consciente de mi propio proceso de aprendizaje y adaptación. Todo este trabajo ocurre mentalmente mientras resuelvo el problema por eso en muchas ocasiones relaciono mi práctica de Movimiento con la actividad cerebral.

Cuando construyo una técnica estoy conectando los puntos, estoy conectando patrones. Mientras más patrones de movimiento sumo y aprendo más conexiones encuentro, y, por lo tanto, mi capacidad de movimiento se vuelve más compleja.

Como ya lo he mencionado antes yo no te enseño a repetir y memorizar técnicas preestablecidas como si fuera una lista del supermercado sino que te enseño a construir tus propias técnicas. Nuevamente volvamos al ejemplo del front flip (salto mortal hacia adelante): «Una cosa es enseñarte a hacer front flip de manera mecánica y automatizada y otra cosa es reinventar juntos el front flip».

El movimiento humano es tan complejo y tan simple a la vez. Complejo porque contiene una gigantesca red de información interconectada que no se ve a simple vista, y simple porque el movimiento es inherente a nosotros y podemos aprender y realizar diversos patrones de movimiento simplemente jugando y resolviendo problemas. Hay una coexistencia y relación entre lo simple y lo complejo, una curiosa y divertida contradicción que se expresa a través del movimiento del cuerpo.

Patrón de movimiento vs. Contexto vs. Intención

La regla es simple y precisa: Analiza el patrón de movimiento en el momento específico en el contexto específico.

Estudiar el movimiento humano es relativo. Todo depende del contexto en el que se actúa (escenario, entorno, clima y geografía) y la intención de la persona que lo ejecuta (propósito, aplicación, función u objetivo).

El contexto es el aspecto externo. No es fijo sino dinámico, cambiante y maleable. Este no solo determina cómo nos movemos físicamente sino también intelectualmente, emocionalmente y socialmente. En cambio, la intención es el aspecto interno, es la respuesta al contexto. Ambos factores van de la mano.

Debemos comprender que constantemente estamos respondiendo a estímulos. Toda información externa (contexto) e interna (intención) tiene impacto e influencia sobre nuestra conducta y nuestro movimiento. Y de igual manera nuestras respuestas y reacciones generan información que influencia y genera estímulos en nuestro entorno, formando una constante interacción.

Por lo tanto, un mismo patrón de movimiento se puede transferir o extrapolar a distintos escenarios, contextos, aplicaciones e intenciones. Sin embargo, el hecho que un patrón de movimiento se pueda transferir o extrapolar a diferentes casos no quiere decir que va a comportase igual en todos los casos. ¡No generalices! Analiza la situación concreta, un mismo patrón de movimiento se comporta diferente en uno u otro contexto o aplicación.

Por ejemplo, una sentadilla profunda (squat) puedes usarlo para descansar, levantar un objeto del suelo, entrenar el propio peso del cuerpo, el levantamiento de pesas, la defensa, las acrobacias, la danza, etc. Pero en cada uno de estos contextos el squat se comporta diferente y tiene intenciones diferentes.

De igual manera una forma de rodar puede ser usada en una secuencia de danza, en la defensa para esquivar un golpe o realizar una llave, como preparación física o con el fin de relajar y masajear el cuerpo. Un mismo patrón de movimiento puede expresar elegancia y suavidad pero a la vez puede ser tan letal si lo aplico con velocidad y precisión.

También puedo caminar sobre el suelo, sobre un tronco, sobre una baranda a 1 un metro de altura o quizá a 5 metros de altura, o sobre un slickeline, y en cada uno de esos escenarios el contexto y la intención es diferente.

Y por último un mismo patrón de movimiento puedo realizarlo en el suelo, en el agua o en el aire.

Esto explica también por qué encontramos mismos patrones de movimiento en diferentes prácticas, disciplinas, deportes, métodos, artes, estilos y sistemas de entrenamiento. Mismos patrones pero diferentes contextos e intenciones.

Por lo tanto: No hay patrón de movimiento correcto o incorrecto, solo exposición a diferentes contextos e intenciones. Cuando voy a usar un patrón de movimiento inmediatamente me pregunto en qué contexto me encuentro (escenario, entorno, clima y geografía) y qué intención le voy a dar al patrón de movimiento que estoy ejecutando (propósito, aplicación, función u objetivo). Respondiendo esas dos preguntas solo reacciono ante el problema y me adapto.

El entrenamiento y la técnica lo que hacen es optimizar al patrón de movimiento para qué, ante cualquier contexto, actives de manera automatizada y uses el patrón o los patrones de movimiento que se requieran según lo que quieres expresar o aplicar (intención).

Aprende a aislar, integrar, reconocer, relacionar y usar patrones de movimiento; las aplicaciones que tú le des son infinitas.

Patrón de movimiento vs. Contenido vs. Individuo vs. Técnica vs. Contexto vs. Intención

Luego de explicar qué es un patrón de movimiento y su relación con el contenido, el individuo, la técnica, el contexto y la intención ahora vamos a encontrarle un uso práctico: aplicar todos esos conceptos a la vez para resolver problemas y acelerar el proceso de aprendizaje de habilidades de todo tipo de dificultad.

Patrón de movimiento vs. Contenido
El patrón de movimiento es el recipiente. ¿Qué contiene el patrón de movimiento? ¿Qué información me está revelando este patrón de movimiento? ¿Por qué sucede esto? ¿Qué me está enseñando? (proceso descriptivo, teórico y analítico).

Patrón de movimiento vs. Individuo
¿Cómo reacciono yo frente a este estimulo? ¿Podré realizarlo? ¿Cuáles son mis fortalezas y limitaciones? (mirarse frente al espejo y ver en qué estas jodido, ser sincero y asumir el reto).

Patrón de movimiento vs. Técnica
Protocolo, pasos, requisitos, procedimientos, proceso y resultado ¿Cómo se hace y por qué se hace así?

Patrón de movimiento vs. Contexto vs. Intención
¿En qué contexto me encuentro? (escenario, entorno, clima y geografía)
¿Qué intención le voy a dar al patrón de movimiento que estoy ejecutando? (propósito, aplicación, función u objetivo)

Un handstand (parada de manos) es patrón de movimiento (forma de movimiento) y es recipiente (contiene información que será develada); vas a comparar el patrón de movimiento y su contenido con tu caso particular como individuo para determinar los requisitos, las limitaciones y los procedimientos que necesitas para construir tu técnica (protocolo organizado que optimiza al patrón de movimiento). Todo ese proceso ocurre en simultáneo mientras estas resolviendo el problema en la práctica.

Pedagogía y práctica

¿Cómo hago para transmitir toda esta densa teoría en clases? A través del juego, la resolución de problemas y el aprendizaje de habilidades. Enseñando con experiencias y emociones porque la teoría sola es aburrida.

Durante las clases lo que hacemos es estudiar patrones de movimiento o, dicho de otra manera, estudiamos formas de movimiento. Todo inicia cuando el profesor brinda un problema ya sea imitar algún movimiento, un juego o algún reto y se pone en marcha el siguiente proceso:

Durante toda la clase estudiantes y profesor están conversando, debatiendo, riendo, haciendo, enseñando, ayudando, observando, escuchando, leyendo, escribiendo, experimentando, reflexionando y construyendo sus propias técnicas. Aprendiendo sobre control motor fino y grueso, ritmo, coordinación, conceptos de movilidad articular, anatomía, biomecánica, locomoción humana, física, fisiología, conducta humana, sentido de la distancia, precisión, etc.

Es cierto. Aprender a leer patrones de movimiento requiere inversión de tiempo y esfuerzo tanto físico como mental; pero con la práctica se convertirá en un proceso cada vez más familiar, rápido y práctico. Y tu capacidad de abstracción será mucho mayor.

La finalidad es que cada persona desarrolle su capacidad crítica y autocrítica. De esta manera será capaz de adaptarse ante diversas situaciones y ante diversas disciplinas, deportes, métodos, artes, estilos y sistemas de entrenamiento.

Suscríbete

El conocimiento evoluciona y la información se actualiza. Recibe un aviso por correo electrónico cada vez que se actualice este post.

Bibliografía

Estas son algunas fuentes que he consultado para nutrir mi investigación.

Evento: Seminario Parkour Origins
Autor: Stephane Vigroux
Fecha del evento: Agosto 2016
País/Ciudad: Bogotá, Colombia

Autor: Elyse James
Sitio web: Geniolandia.com
Fecha de publicación: 01 de febrero del 2018
Enlace: https://www.geniolandia.com/13071209/como-ayudan-la-secuenciacion-y-los-patrones-con-las-habilidades-matematicas