EL ARTE DE APRENDER CUALQUIER MOVIMIENTO

Ser capaz de organizar tu propio aprendizaje y tu propio entrenamiento


Durante estos años de práctica entendí que el arte de aprender es el arte más importante de todos sobre todo en esta era del conocimiento y la información. Aprender es una habilidad en sí misma y lo considero el factor más importante en cuanto a adaptación y dominio del movimiento se refiere.

Siempre me he preguntado si existirá algún método que me permita navegar entre las distintas disciplinas, comprender sus diversos lenguajes y movimientos, y relacionarlos sin perderme. Y esta cuestión me llevó a plantearme las siguientes preguntas: ¿Qué procesos ocurren al resolver un problema o al aprender una nueva habilidad? ¿Qué sucede cuando aprendo un nuevo movimiento?

Investigando sobre estos temas y estudiando el ciclo del aprendizaje diseñé un método de 4 pasos o etapas el cual me permite ser consciente de mi propio aprendizaje al momento de resolver un problema o aprender cualquier habilidad de cualquier disciplina.

Imaginemos que el desarrollo y aprendizaje de habilidades se pueda resumir en un método sencillo e intuitivo, un método tan sencillo que hasta un niño pequeño podría realizarlo. Y es la repetición y aplicación de este método el que me permite explorar, descubrir y comprender las miles de posibilidades y expresiones de movimiento que soy capaz de hacer.

Esto es precisamente lo que enseño en clases. Más allá de los ejercicios, movimientos, técnicas y habilidades lo que enseño es «el arte de aprender cualquier movimiento».

Básicamente enseño un método que ayuda a cada persona a tomar consciencia de su propio ritmo y proceso de aprendizaje a tal nivel que puede ser capaz de identificar en qué etapa está su habilidad actual y a partir de ahí adaptarlo a su propio nivel de dificultad para poder superar sus propios límites de manera ordenada y segura.

De esta manera llegan a un estado en el que se hacen responsables de su propia formación y pueden organizar su propia práctica. Formando así practicantes independientes.

Puedo tomar cualquier habilidad de cualquier disciplina y aplicando este método construir mi propio bagaje de movimiento así como un DJ utiliza patrones de sonido de distintos géneros para construir su música.

¿Cómo comprender este método de autoaprendizaje? Jugando, resolviendo problemas y desbloqueando habilidades. No hay otra forma. Tienes que verlo, vivirlo y experimentarlo.

1era etapa: Inicio del problema (proceso de desaprendizaje)

En esta primera etapa uso los siguientes conceptos:

  • Mente de Principiante «Leer más»
    Siempre tener predisposición a aprender. Mente abierta a nuevas posibilidades, perspectivas y experiencias. Deja el ego atrás.
  • Cultura de lo Posible: Aprender a través de la resolución de problemas «Leer más»
    Lo primero que debes hacer es eliminar las barreras que hay entre las disciplinas y los estilos. Pon tu mente en blanco. Solo hay movimiento. Solo existen problemas. Regresamos a nuestros orígenes, imagina que nada se ha inventado. Empezamos desde cero.

    El problema puede surgir y se puede manifestar de muchas formas: puede ser una pregunta, una idea, un tema, un concepto, un juego, una dinámica, un reto, una tarea, un obstáculo, imitar algún movimiento o desarrollar un proyecto. Debes ver al problema como el inicio de una aventura desconocida que te va a desafiar física y mentalmente. Es el detonante que te empuja hacia la curiosidad, y por lo tanto, hacia el movimiento.

    Todo comienza con la pregunta: ¿Será posible…?

2da etapa: Resuelve el problema (proceso de aprendizaje)

Frente al problema tienes limitaciones. Estás intentando resolverlo pero aún no puedes comprender su solución. Estás recibiendo nueva información y procesando dicha información. Sientes la necesidad de darte el tiempo para analizar, prestar atención a los detalles, plantear estrategias, practicar, ensayar, repetir, comprender, construir la técnica y adaptarte a ese nuevo estímulo.

En esta segunda etapa uso los siguientes conceptos:

  • Mente de Artesano «Leer más»
    El camino hacia la maestría

    • Somos artesanos del cuerpo y del movimiento
    • El valor de hacer algo con nuestro propio tiempo, esfuerzo y sudor
    • Proceso vs. Resultado
    • Aprender a lidiar con la frustración
    • Trabajo serio: estás comprometido o no lo estás
    • Trabajo serio vs. Juego
    • Movimiento aquí y ahora
    • ¡Lo lograste!
  • Patrones de Movimiento «Leer más»
    Aprender a leer el comportamiento del movimiento humano en tiempo real

    • ¿Qué es un patrón?
    • ¿Qué es un Patrón de Movimiento?
    • Patrón de Movimiento vs. Contenido
    • Patrón de Movimiento vs. Individuo
    • Patrón de Movimiento vs. Técnica
    • Patrón de Movimiento vs. Contexto vs. Intención
  • Romper el miedo «Leer más»
    ¿Con qué frecuencia enfrentas tus miedos? Aprende a dominar tus miedos. El miedo es un arma de doble filo que puede jugar a tu favor o en tu contra. Hay que entender que no puedes eliminar el miedo. Es bueno tener miedo pero mucho mejor es aprender a danzar con él.

    • ¿Qué es el miedo?
    • El miedo es salud
    • ¿Cómo entrenar el miedo? Enfrentándote al miedo
    • Guía para romper el miedo:
      • El llamado
      • Gestión de riesgos
      • Materializa el miedo
      • Visualiza
      • Toma la decisión
      • ¡Hazlo! Punto de no retorno. Te veo al otro lado
      • Repítelo 3 veces o cada que puedas para ganar confianza

3era etapa: Refinar y pulir (proceso de reaprendizaje)

¡Perfecto! Diste con la solución al problema. Tienes el movimiento. Pero: ¿Realmente lo has comprendido? ¿Hasta qué punto lo desarrollaste? ¿De verdad crees tener el dominio y la maestría necesaria de esta habilidad?

Quizá puedas realizar el movimiento pero aún no es suave ni refinado ni controlado, se ve forzado, aún no tiene esa soltura, piensas mucho antes de ejecutarlo, necesitas concentrarte, te esfuerzas demasiado e inviertes mucha energía.

¡Ya te sale! Pero aun no lo comprendes. ¿Entonces qué significa realmente comprender una habilidad?

Comprender tu habilidad significa, por ejemplo, darte cuenta qué rol cumple cada parte de tu cuerpo, cómo se activan, cómo se organizan y cómo se sincronizan con la respiración sin la necesidad de sobreprensar ni sobreanalizar; llegando a tal nivel de comprensión y dominio que eres capaz de modificarlo o deformarlo a voluntad.

Si no puedes comprender tu habilidad a este nivel no puedes decir que ya lo dominas. ¡No tienes otra opción! Tienes que pulirlo hasta que tenga cierta calidad, limpieza y soltura.

Esta es la etapa de maduración y aquí empieza el proceso de simplificación, es decir, comienzas a deshacerte de la información superficial, refinando y sintetizando la habilidad hasta encontrar su esencia. Es aquí donde algunas cosas se vuelven predecibles y comienzas a encontrar detalles que no se ven a simple vista, formando atajos o artificios y siendo capaz de construir tu propio juego. Es como comenzar de nuevo pero con otros ojos ya más experimentados. Y todo este proceso de reaprendizaje se logra de una sola forma: sometiendo tu habilidad a diferentes pruebas y desafíos, jugando entre lo cómodo y lo incómodo, evaluando las posibilidades y sacando tus propias conclusiones.

En esta tercera etapa uso los siguientes conceptos:

  • Cultura de lo Posible: El constante juego entre lo cómodo y lo incómodo «Leer más»
    ¿Será posible…? ¿Cuántas posibilidades de movimiento pueden surgir de este problema? ¿Se puede aplicar bajo otros contextos o escenarios?
  • Mente de Artesano
  • Patrones de Movimiento
  • Romper el miedo

(*) En esta etapa también reforzamos y refinamos viejas habilidades ya aprendidas en el pasado. Así como el cuchillo pierde su filo con el tiempo y hay que volver a afilarlo de vez en cuando, lo mismo pasa con las viejas habilidades.

Recuerda:

  • Dentro de las 4 etapas del aprendizaje es habitual que durante un tiempo nos movamos entre la 2da y 3era etapa. Dependerá de la dificultad del problema y la capacidad de cada persona.
  • Entre la 2da y 3era etapa estamos en un proceso de especialización (creación de la huella neuromotora o memoria neuromotriz).
  • Durante la 3era etapa muchas veces mis estudiantes proponen variantes del movimiento por iniciativa propia. Están aprendiendo antes que les enseñe esas variantes. En muy normal que en esta etapa mis estudiantes me superen en nivel o descubran detalles que no les he enseñado. De hecho ese es el objetivo: llegar a ese nivel de autonomía e independencia. Incluso yo como profesor aprendo.

4ta etapa: Sé agua (proceso de desaprendizaje)

Después de mucha práctica la habilidad aprendida y todas sus variantes y aplicaciones posibles forman parte de ti de forma natural, tan natural como subir y bajar escaleras. ¿Qué ha sucedido? Te has especializado, eres bueno en eso y te sientes cómodo. Entras a un estado donde has interiorizado los movimientos y los puedes realizar de forma automática, es decir, que ya no es necesario prestarle total atención a cada acción ni analizar cada paso, solo reaccionar.

En esta cuarta etapa uso los siguientes conceptos:

  • Acepta y abraza al caos  «Leer más»
    Básicamente la teoría del caos sustenta que existen ciertos tipos de sistemas complejos y dinámicos no lineales que son muy sensibles a las variaciones, es decir, que basta que cambies una pequeña variable a las condiciones iniciales y este originará un comportamiento futuro diferente, lo que origina patrones irregulares y siendo imposible predecir su comportamiento.

    Hay mucho qué profundizar sobre la teoría del caos pero lo que nos interesa es cómo este enfoque puede influir en nuestra forma de ver y usar nuestro movimiento.

    Lo que rescato de esta teoría es que el mundo y la vida misma no siguen un patrón fijo y previsible, sino que se comportan de manera caótica. Somos parte de una extensa red compleja llena de interdependencias y reciprocidades. Hay una gran cantidad de variables involucradas que no podemos ver a simple vista y que no podemos controlar. Un pequeño cambio en alguna variable puede cambiarlo todo.

    Entonces el mensaje es simple: acepta y abraza al caos porque hay cosas que no puedes controlar o predecir. No trates de controlarlo todo porque no sabes lo que vendrá a continuación. No intentes memorizar o planear al pie de la letra porque no sabes si se cumplirá. ¿Y si te cambian la situación de un momento a otro? Es mucho mejor tener diversas herramientas a la mano que te permitan adaptarte a las circunstancias que se presenten.

    Sé fin forma como el agua. El agua es…

    El caos nos enseña a estar preparados, conscientes y alertas ante lo desconocido. Adaptarse ante lo impredecible, volátil, incierto e inesperado. Todo gira en torno a la velocidad de los cambios (sucesos, lugares, entornos, tiempos e intensidades). Pueden cambiar las cosas radicalmente a la velocidad del rayo o de forma gradual, incluso a veces sin darnos cuenta.

    Considero que es necesario entrenarnos en situaciones caóticas para ver cómo lidiamos con las dificultades imprevistas. Exponerse a aquello que no controlamos y desconocemos nos da miedo pero es la mejor forma de ser anti-frágil. Nos enseña a estar preparado para lo que venga sea cual sea la situación que se presente, y si cambia una variable yo me adapto a esa variable. Nos enseña a aceptar y abrazar al caos.

  • Improvisación y estado de fluidez  «Leer más»
    La improvisación es realizar cualquier acción sin una directriz o guión predeterminado, es decir, sin prepararlo o planificarlo; valiéndote únicamente de tu interpretación del entorno, los recursos disponibles que tengas a la mano, tus conocimientos y experiencias previas, tu intuición, emociones e imaginación; y articulando todos estos elementos en un solo concepto para responder ante un evento inesperado o realizar una creación nueva con un significado nuevo.

    Pero: ¿Es necesario tener conocimientos previos para improvisar?

    Creo que cualquiera puede improvisar ya sea sin conocimientos previos o con conocimientos previos. Sin embargo, también considero que una cosa es una persona improvisando tocando guitarra por mera experimentación sin conocimiento previo y otra cosa es un guitarrista que conoce del tema y que busca añadir valor a sus creaciones. La calidad de la creación será diferente en ambos casos.

    Por lo general apunto a la improvisación con conocimiento previo. Considero que la improvisacion necesita nutrirse de cierto conocimiento previo, o por lo menos de cierto estímulo previo, porque sin eso no habría ideas de donde inspirarse. Sería un conjunto vacío, una taza vacía.

    Por ejemplo, cuando un cheff conoce la caraterística de cada especia y conoce las miles de configuraciones que puede hacer con ellas llega a un estado en el que se siente cómodo en su propio juego. Y es ahí donde puede tener la seguridad de inventar e improvisar sus propias comidas, e incluso, puede atreverse a realizar creaciones únicas e irrepetibles.

    Por lo tanto improvisar está intimamente relacionado con la persona que lo ejecuta y su experiencia, y esto tiene mucho que ver con el estado de fluidez.

    ¿Qué es fluir?

    Uno puede fluir escribiendo, dibujando, resolviendo problemas de matematicas, bailando o ejecutando cualquier movimiento. Fluir es un estado mental que se expresa en lo físico; no es un repertorio de movimientos ni de palabras.

    Fluir no es más que la lucha constante entre tus habilidades y el caos, una lucha constante entre controlar-dominar lo que conoces versus soltar-adaptarte ante lo desconocido. Lo que te lleva a un estado mental donde apagas el ruido de tu alrededor, en atención plena, y ejecutas la acción como si fuera tu todo sin perder tiempo ni cuestionar o juzgar. Entrando en un estado de goce en el que el error no es posible porque el concepto de error en este estado no existe. Lo que te lleva a ser auténtico y honesto en la forma cómo resuelves y te expresas sin pensar en tus propios prejuicios ni en los prejuicios de los demas.

    Solo cuando llegamos a este estado mental podemos fluir físicamente y entendemos que cada movimiento es una extensión del anterior, reciclando en cada momento la energía cinética y redirigiéndola a nuestra conveniencia.

    La improvisación no necesariamente tiene que ser perfecta pero sí debe ser fluida.

  • Mente de Principiante  «Leer más»
    Renuncia, reinicia y actualiza. Tienes que vaciar tu taza (tu mente) para ir en busca de nuevas habilidades y conocimientos.Desaprender es quizás la etapa más dificil del proceso de aprendizaje y en muchas ocasiones aquello que no nos permite avanzar. Es tentador querer pasar la mayor parte de tu tiempo realizando la habilidad aprendida porque has alcanzado cierto dominio. Te costó tanto trabajo aprenderlo o te acostumbraste tanto a la habilidad que te cuesta dejarlo; sin embargo, es momento de guardarlo y solo quedarte con los principios aprendidos de la experiencia. Cuando el contexto lo amerite usarás esa habilidad o como suelo llamarlo: «sacarlo del bagaje y actuar».

Recuerda:

Durante la 2da y 3era etapa el aprendizaje es seguro, guiado, consciente y controlado. Es en la 4ta etapa donde te pones a prueba, te autoevalúas y te das cuenta si el aprendizaje fue real.

Recuerda:

Cada vez que estés resolviendo un problema o aprendiendo una nueva habilidad pregúntate: ¿En qué etapa te encuentras? ¿Dónde estás?

Un método muy útil para explorar Movimiento

Con la práctica he llegado a un punto donde puedo aplicar este método a la resolución de diversos problemas y puedo aprender movimientos de distintas disciplinas, deportes, artes, métodos, estilos y sistemas de entrenamiento. Este proceso de aprendizaje se ha convertido en un hábito para mí a tal punto que puedo aprender habilidades simples y complejas en simultáneo. He encontrado el gusto por navegar entre las distintas disciplinas y aprender de todo un poco.

Cada que practico o brindo una clase estoy explorando, aprendiendo, buscando nuevos retos, planteando problemas, jugando con las posibilidades y buscando soluciones. Y es que nuestra práctica es una mezcla entre experiencias tranquilas, relajantes, fuertes, explosivas, frustrantes, divertidas, reflexivas y desafiantes; una combinación de emociones muy fuerte. Cada clase es diferente porque siempre hay un tema para explorar. El espacio donde practico, sea donde sea, se convierte en mi laboratorio. La escuela está en todas partes: en un gimnasio, en el campo, en la ciudad, en las montañas, en un parque, etc.

Solo imagina ser capaz de hacer parkour sin llamarlo parkour, hacer yoga sin llamarlo yoga, hacer gimnasia sin ser un atleta olímpico de gimnasia, hacer circo sin necesidad de ser un artista profesional. Puedo danzar. Puedo jugar fútbol, quizá no como un jugador profesional pero tengo dos piernas y una buena coordinación. Puedo luchar, quizá no como un artista marcial pero puedo defenderme. Puedo rodar, saltar, escalar, equilibrar, hacer malabares y acrobacias. Puedo aprender a tocar un instrumento musical. Tengo capacidades que puedo explotar y habilidades que puedo desarrollar porque soy humano y puedo hacerlo.

Ya no veo disciplinas, he eliminado sus barreras. Solo veo problemas, preguntas, juegos, retos, tareas, obstáculos y proyectos. «El arte de aprender a aprender» es descubrir el gusto por el aprendizaje. Una combinación entre juego, razonamiento, trabajo físico y comunidad. Siempre estamos aprendiendo algo nuevo.

La mejor manera de comprender el movimiento humano es comprendiendo tu propio movimiento. Tú también puedes comenzar a explorar y construir tu propia práctica de movimiento.

Si quieres dialogar sobre el tema o unificar nuestros proyectos y puntos de vista escríbeme.

Bibliografía

Estas son algunas fuentes que he consultado para nutrir mi investigación.

Evento: Taller sobre técnicas de movilidad y acondicionamiento básico
Tema: Complementa – adapta – evalúa
Autor: Quito Etre Fort
Fecha del evento: Mayo 2017
País/Ciudad: Lima, Perú

Autor: Ido Portal
Tema: Aislar – integrar – improvisar

Autor: Abraham Maslow (psicologo humanista)
Tema: Etapas del proceso de aprendizaje