CULTURA DE LO POSIBLE

El constante juego entre lo cómodo y lo incómodo

¿Será posible…?


¿Qué pasa cuando aprendes una nueva habilidad? ¿Realmente la habilidad aprendida es tuya por completo? ¿Realmente la has comprendido? ¿Hasta qué punto la desarrollaste? ¿De verdad crees tener el dominio y la maestría necesaria de esta habilidad?

Quizá puedas realizar la habilidad pero aún no es suave ni refinada ni controlada, se ve forzada, aún no tiene esa soltura, piensas mucho antes de ejecutarla, necesitas concentrarte, te esfuerzas demasiado e inviertes mucha energía. ¡No tienes otra opción! Tienes que pulirla hasta que tenga cierta calidad, limpieza y soltura. ¿Y cómo se refina una habilidad? Sometiéndola a distintas pruebas jugando entre lo cómodo y lo incómodo.

¿Por qué?

La adaptación de una habilidad es un acto específico porque depende del contexto y la intención con la que se ejecuta, es decir, si entrenas pesado y lento eres adaptable entrenando pesado y lento, si entrenas explosivo eres adaptable entrenando explosivo, si entrenas isometría eres adaptable solo haciendo fuerza isométrica, si haces equilibrio en barra a cierta altura solo eres adaptable haciendo equilibrio en barra a esa altura, si practicas un solo estilo de front flip eres adaptable solo haciendo ese estilo de front flip, si practicas un solo estilo de lucha eres adaptable solo haciendo ese estilo de lucha, y así sucesivamente. Como usualmente dicen: «una cosa es nadar en piscina y otra cosa es nadar en el mar» o también «una cosa es saltar a un metro de altura y otra cosa es saltar a 5 metros de altura»; por lo tanto analiza la habilidad en el contexto especifico y con la intención específica, no generalices.

Debes tener en cuenta y ser consciente que cuanto más domines una habilidad se va perdiendo la magia, el asombro, la incomodidad, el miedo y la frustración. ¿Qué ha ocurrido? Te has adaptado y te has especializado en esa habilidad pero solamente en un contexto específico. Cuando ocurra ello juega y ve inmediatamente hacia lo incómodo, sal de tu zona de confort.

¿Cómo jugar entre lo cómodo y lo incómodo?

Pregúntate: ¿Cuántas posibilidades de movimiento pueden surgir de esta habilidad? ¿Esta habilidad se puede aplicar bajo otros contextos, escenarios e intenciones? Pensar en todas las posibilidades incluso en lo imposible; aquí el juego, la variedad, la imaginación y la creatividad son las protagonistas. Es un juego de posibilidades y variables. Toma la habilidad aprendida y sométela a distintas pruebas y desafíos evaluando todas las aplicaciones posibles en todos los contextos que puedan existir. Experimenta con más peso; más tiempos; diferentes intensidades; diferentes resistencias; cambio de velocidades; cambio de posiciones, ángulos y direcciones; más repeticiones; diferentes entornos o escenarios; agregar o quitar elementos; etc. No olvides que el simple hecho de cambiar una variable puede alterar el contexto y las condiciones de la habilidad aumentando su dificultad o generando variantes de un mismo movimiento.

Este trabajo lo puedes repetir miles de veces de acuerdo a tu propio ritmo y según tus propias capacidades. ¡Las posibilidades son infinitas! Sácale el máximo provecho a tu habilidad. Cuando tu cuerpo es capaz de realizar muchas variantes de un mismo movimiento es cuando la práctica se vuelve divertida, útil, aplicable, adaptable y resistente.

¿Qué beneficios trae jugar entre lo cómodo y lo incómodo?

Parte de mi trabajo como profesor consiste en exponerte a diferentes problemas que te lleven a perder el control y salir constantemente de tu zona de confort; sin embargo, las personas no solamente tienen que aprender a resolver problemas sino también a plantear problemas.

Así es. Las personas tienen que aprender a superarse a sí mismas y a coquetear con sus propios límites físicos y mentales pero sin poner en riesgo su vida ni la de los demás. Si presionas a una persona o a una máquina hasta su límite debes tener una idea de dónde está su límite. Esta forma de pensar forma carácter, consciencia y madurez porque estás autoevaluándote constantemente. Cada uno decide hasta qué nivel quiere llevar su habilidad asumiendo los riesgos de sus actos.

Es saludable a nivel físico y mental aprender a perder el control y tolerar la incomodidad, necesitamos más de esto en nuestras vidas ya que el entorno en el que vivimos está diseñado para que nuestra vida sea cómoda y sin estímulos desafiantes. Debemos aprender a sentirnos cómodos estando incómodos porque es la incomodidad la que genera cambio, adaptabilidad y evolución.

Además, todo este proceso es rico en aprendizaje porque cada variable que cambies es un nuevo problema con sus propios principios, su propia técnica, su propio por qué y su propio para qué. De un solo problema nacen 10 problemas más y, por lo tanto, 10 experiencias más. Recuerda que tu capacidad de adaptación aumenta con cada nuevo problema que resuelves.

Suscríbete

El conocimiento evoluciona y la información se actualiza. Recibe un aviso por correo electrónico cada vez que se actualice esta publicación o escriba una nueva publicación.

Si quieres dialogar sobre el tema o unificar nuestros proyectos y puntos de vista escríbeme.

Bibliografía

Estas son algunas fuentes que he consultado para nutrir mi investigación.

Título: Just Move – Youtube
Autor: Ido Portal
Fecha de publicación: 2017
Enlace: https://www.youtube.com/watch?v=qJDz7qHBGQg&t=1s